Pirámide de las necesidades de la salud mental

Publicado por

|Por Ailed Ciapara|

Probablemente alguna vez escuchaste hablar de la pirámide de necesidades de Maslow, una teoría psicológica que plantea una jerarquía de las necesidades humanas donde las más básicas (fisiológicas) son las que se encuentran en la parte inferior, como la respiración, alimento, descanso, etc., seguidas por necesidades más complejas como seguridad, afecto, pertenencia, reconocimiento, hasta llegar a la cima, donde se encuentra: la Autorealización. Se entiende así que para poder cubrir esta, tendrías que haber cubierto previamente el resto de las necesidades.

El giro que le da la artista sueca Matilda (@crazyheadcomics) a esta pirámide es en relación a su salud mental y es importante que hablemos de ello ya que aunque la experiencia de cada persona sobre su salud mental es diferente, sin salud mental, simplemente no hay salud. Por eso es crucial identificar nuestras necesidades y preguntarnos si de verdad nos estamos ocupando de ellas.

“Estas son todas las cosas en las que quiero trabajar para lograr sentirme lo mejor posible. En la base, pongo las necesidades más básicas para mi bienestar mental: apoyo, tratamiento y sueño. En un buen día de salud mental puedo alcanzar a cubrir todas estas necesidades, sin embargo, la mayoría de los días se puede y está bien. Nuestro viaje de salud mental es un camino lleno de altibajos y la felicidad nunca puede ser constante”. (@crazyheadcomics 2019)

Imagen original de @crazyheadcomics/ Tradicción de @plumassororas

Empecemos por el apoyo. Cuando una persona se siente apoyada ya no se siente sola y, en consecuencia, el estigma que tiene internalizado sobre su propia salud mental  disminuye, esto le permite buscar la ayuda y el tratamiento que necesita, ya sea psicoterapia, tratamiento psiquiátrico, terapias holísticas, acompañamiento emocional, lo que necesite. Ya estando ahí empezará a valorar la importancia del descanso adecuado, modificará su higiene de sueño, aprenderá estrategias de afrontamiento, procurará relaciones saludables, practicará la autocompasión, el autocuidado, incluso aprenderá a usar el humor a su favor, será una persona empática con sí misma y sanará. Sólo así nacerá la esperanza. 

La esperanza sólo aparece cuando entendemos el impacto que tienen nuestros pensamientos y emociones en nuestra vida diaria, cuando nos acercamos a esa posible estabilidad, a esa salud mental.

Atender nuestras necesidades de salud mental no significa que no pasemos malos ratos ni experimentemos problemas emocionales. Todas las personas pasamos por decepciones, pérdidas y cambios. Todos los días nos enfrentamos a un mundo que celebra lo neurotípico, lo binario, lo violento y esto claro que nos genera impotencia, tristeza, ansiedad y estrés. Pero así como las personas físicamente sanas pueden recuperarse mejor de una enfermedad o lesión, las personas que atienden su salud mental pueden recuperarse mejor de la adversidad, el trauma y el estrés. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s